QUÉ HACER SI MI CASA HA SIDO MARCADA

Los ladrones tienen una estrategia para comunicarse entre ellos a través de símbolos y señales. Es un hecho que afecta a cientos de hogares en España por lo que queremos prestar especial atención a estas situaciones que, por desgracia, se dan a menudo en festivos.

Por esto es importante que en meses como diciembre tomemos medidas de precaución y actuemos en nuestro hogar para que no parezca deshabitado. Ahuyentar a los ladrones no es fácil, pero tampoco debemos ponerles en bandeja que entren a robar. A continuación, señalamos los principales puntos de esta práctica de los ladrones:

¿Cómo deciden señalar una casa?

Para poder entrar en las casas lo que hacen es visitar la casa alrededor de dos o tres días para saber qué tipo de casa es la que quieren asaltar, el número de personas que habitan, cómo son esas personas, si está la casa habilitada con sistemas de seguridad como alarmas o cámaras.

También suelen correr la voz de los barrios que poseen un menor grado de seguridad o que suele tener un ambiente más tranquilo y poco frecuentado. Dependiendo de las características de la casa y del entorno, ya sea el resto de fincas que hay cerca, el barrio o el área en la que se sitúa en la ciudad o municipio podrán tomar sus decisiones.

¿Cuáles son las señales?

Las señales no son solo para ellos mismos, sino también para el resto de ladrones o miembros de la misma banda.

Las señales suelen ser formas geométricas sencillas, como círculos, triángulos, cuadrados, líneas, cruces…  Otros métodos que suelen utilizar en casas que quieren saber si están de normal habitadas o no es dejar muestras a la vista. Algunas señales son dejar una cinta en el marco de la entrada, botellas vacías, cartas, publicidad en la entrada… Vigilan esas zonas y si siguen ahí comenzarán sus movimientos.

Pero el verdadero método para investigar sobre nuestra casa es poder acceder directamente en su interior. Esto puede producirse de diferentes maneras, pero lo importante es que sepamos identificar que nos están engañando. Los ladrones se disfrazan o toman un rol de un profesional electricista o fontanero, o incluso cualquier vendedor. Intentarán acceder al baño de nuestro hogar para ojear y valorar la vivienda y los objetos de valor que hay.

¿Qué debo hacer?

Ante situaciones como esta lo mejor que podemos hacer para protegernos es estar preparados para que lo que pueda pasar. Un sistema de alarma y una cámara de vigilancia para que, en caso de no haber podido prevenir el robo, podamos dar el aviso en el menor tiempo posible. Ser consciente de estas señales también ayuda a que seamos conscientes de cómo debemos mantener “viva” la casa.